Visita al santuario de Meritxell

Santuario de Meritxell

La basílica santuario de Meritxell en Andorra es uno de los puntos de interés más conocidos y visitados. Todo viaje a Andorra, sobre todo si es el primero, debe incluir un peregrinaje a esta joya del patrimonio artístico del Pirineo, no solo por su valor monumental, histórico y religioso sino también por el conjunto espectacular que crea con el entorno natural de montaña en el que se enmarca.

Ubicado en la parroquia de Canillo -donde está el Hotel Ski Plaza-, su nombre completo es el de Santuario de Nuestra Señora de Meritxell, la patrona del Principado de Andorra. Este templo forma parte de la gran Ruta Mariana que transcurre por el Pirineo (Cataluña – Aragón – Andorra) e incluye el Santuario de Lourdes, el Santuario del Pilar, el Santuario de Montserrat y el de Torreciudad, así como múltiples propuestas de gastronomía y naturaleza. Las cifras registradas señalan que, cada año, 12 millones de personas realizan esta ruta y que es una cantidad al alza.

Pero no nos perdamos por la ruta y volvamos a Meritxell. Tanto la localidad andorra como su basílica son lugares para dejar volar la imaginación y disfrutar del ambiente más auténtico de las montañas. El templo es de origen románico con pequeñas reformas que le dan pinceladas de otros estilos debido a la necesidad de ser reformado prácticamente por completo en el XVII, tras un grave incendio. La obra la firmó el arquitecto catalán Ricard Bofill.

El elemento central del santuario de Meritxell es la talla de la virgen que, en realidad, es una réplica exacta de la auténtica que ardió en el incendio que destruyó el templo en 1972. Hoy en día se venera con tanta devoción como si fuera la verdadera y, en 2014, el Papa Francisco la declaró Basílica Menor. Para los andorranos es uno de sus lugares emblemáticos, un símbolo del Principado al que siempre han mostrado cariño y respeto.

Arcos Santuario de Meritxell

Para los visitantes, el templo cuenta con una zona de exposiciones en la que se puede ver una muestra de piezas que recorren la historia de la Virgen de Meritxell y anécdotas clásicas de peregrinos y devotos. La sala de exposiciones se encuentra en una de las capillas. En el interior de la basílica, lo más llamativo, además de la talla de la virgen, son la llamada Sala de los Espejos y el claustro. Ah, y entre julio y el 15 de septiembre se organizan guiadas regulares para todo aquel que quiera conocer con más detalle la historia del templo. El resto del año hay que reservarlas previamente.

Si estás alojado en una de las habitaciones en Canillo del Hotel Ski Plaza, estarás a escasa distancia de la zona del santuario y podrás visitarlo a tu antojo. Eso sí, no te olvides la cámara de fotos: los exteriores de la basílica son asombrosos.

Descubre lo mejor de Andorra de la mano de Hotels Plaza Andorra.

Esta entrada también está disponible en: Inglés