Senderismo en el parque de Sorteny

El Valle de Sorteny, dentro de la parroquia de Ordino, es uno de los parajes de riqueza natural más asombrosos de Andorra. En sus más de 1.000 hectáreas de superficie hace frontera con Francia y con la parroquia vecina de Canillo, creando un espacio perfectamente conservado donde se pueden descubrir más de 800 especies diferentes de fauna y flora. En su territorio se han creado varias rutas de senderismo que permiten observar su belleza y conocer sus rincones más emblemáticos, como las landas o los montes de pino negro tan característicos del Pirineo andorrano.

Además de las rutas de senderismo clásicas, se han creado varias rutas guiadas que se pueden disfrutar durante todo el año y que permiten visitar desde las Zonas húmedas del Valle de Sorteny hasta las áreas de Aves y los llamados Circos Glaciares.

Hay que destacar que las rutas por este valle tienen especial encanto ya que algunas de las más bonitas discurren cerca del río Sorteny que es el que vertebra todo el paisaje junto a sus dos afluentes, el río de la Serrera y el de Cebollera. Alrededor de ellos se encuentran unas zonas curiosas donde se refleja claramente el paso del hombre: las minas de hierro y cobre que reciben el nombre de “los hoyos de Meners” y que representan una brecha en el paisaje de pinos y bajo bosque propios de esta zona.

En el Valle de Sorteny, los senderistas pueden completar su jornada de deporte con una de las actividades que más gancho tiene hoy en día entre los amantes de la naturaleza y la vida al aire libre: la observación de aves y otros animales que residen en sus montañas y llanos. Destacan los corzos, los jabalís y las gamuzas, que sorprenden en cualquier momento saliendo al paso del caminante.

Uno de los lugares que merece la pena visitar en este magnífico valle es el lago y el pico de Estanyó, uno de los más altos del Pirineo andorrano. Un paisaje digno de las mejores fotografías pues parece sacado de otro planeta. El ascenso es complicado y duro para los que no sean expertos en rutas de montaña, pues la altura es considerable (casi 3.000 metros).

Vall de Sorteny

Otro imprescindible es la ruta de la Marta cuyo recorrido va de la mano del río Sorteny y es una de las que permite una mejor observación de la fauna y la flora más autóctona del valle.

En cuanto a la flora, la grandalla es la que se lleva las alabanzas del visitante, compitiendo con la flor de lis, el lirio azul y las árnicas. La grandalla son esas pequeñas flores blancas que cubren las faldas y los valles a los pies de las montañas y son la nieve que brota en primavera, haciendo que la belleza de este paisaje de invierno perdure prácticamente todo el año intacto. Los prados que se pueden hacer guiadas durante todo el año .

Antes de realizar cualquier ruta por el Valle de Sorteny es imprescindible consultar la información meteorológica, hacerse con un equipamiento de montaña adecuado y con provisiones para poder reponer energías a medida que se avanza en la ruta. Hay que marcarse siempre metas alcanzables, calcular muy bien los tiempos para evitar volver cuando no haya luz y llevar siempre un medio de contacto activo por si hubiera una emergencia. Lo ideal es que, si es la primera vez que visitas esta zona, reserves una ruta con guía y así puedas ir disfrutando del paisaje sin otras preocupaciones.

Sumérgete en la Andorra más natural de la mano de Hotels Plaza Andorra.

Esta entrada también está disponible en: Inglés