Postres típicos del Pirineo

postres

Navidad, dulce Navidad. Llega la temporada de postres, picoteos, copas navideñas, cenas en familia y sobremesas interminables. ¿Estás preparado? ¿Sí? Pues toma nota porque aquí te dejamos una serie de sugerencias de postres típicos de montaña que habitualmente llenan las mesas de Navidad del Pirineo. El truco para que salgan ricos, ricos es la de siempre: mucho amor y paciencia. Como en todo. ¡Bon profit y bon nadal!

El recetario de cocina de Andorra en su apartado de postres siempre ofrece una mezcla de sabores en los que las frutas, natas y cremas se combinan con sabores dulces, ácidos y salados. El horno y la batidora son utensilios que deberías tener a mano antes de ponerte a crear tus postres de Navidad al más puro estilo del Principado.

Torrijas de miel.- Un clásico como postre de invierno en Andorra y uno de los que siempre conquistan a todos los comensales. De textura suave y jugosa, las torrijas en Andorra siguen la receta habitual pero con un toque de nata y miel que las hace distintas a todas las del resto del Pirineo. Cambiar el azúcar por miel es algo que, de hecho, se hace en muchos postres del país.

Orejones al vino.- En Andorra no hay Navidad sin orejones y pasas sobre la mesa en cualquier cena de Nochebuena. Aunque hoy en día se pueden comprar en casi cualquier supermercado, lo ideal es prepararlos de forma artesanal, partiendo de las pieles del melocotón secas que se hierven en vino con azúcar. El resultado es una de las grande joyas de la cocina andorrana más tradicional. Un postre sencillo y saludable, gracias a su gran aporte de hierro, con el que contrarrestar los excesos.

Coca masegada.- Se trata de una versión local de la coca catalana. La masa es prácticamente igual, a base de leche, harina, azúcar, huevos, ralladura de naranja, mantequilla (ahí la influencia francesa en la cocina de Andorra) y sal. Sobre la masa se colocan melocotones cortados a la mitad o en cuartos, aunque también se puede hacer con albaricoques, que son más pequeños. O, directamente, con orejones, aunque hay que tener cuidado que no quede dulce en exceso.

Compota de manzana.- Las manzanas son un indispensable en la cocina andorrana durante cualquier época del año. No sólo son importantes como postre sino que son el elemento preferido para acompañar platos de caza. Las manzanas asadas o en compota, cubiertas con miel o con azúcar moreno, aliñadas con un toque de canela, son un postre exquisito, muy sencillo de hacer y con muy pocas calorías. Ideal para servir después de una cena pesada o de la comida de Navidad.

Macedonia de frutos secos.- Uno de nuestros postres de Andorra favoritos. Para el mezclum sirven desde avellanas a nueces pasando por las típicas castañas o las almendras y piñones, más propios de la Navidad. Se combinan con miel y se acompañan siempre de una crema o yogur con nata (tipo yogur griego). También se puede presentar la macedonia con miel o sobre membrillo junto con un queso tierno… Simple y absolutamente delicioso.

Postres andorranos

Cuando visites Andorra, si estás alojado en uno de nuestros hoteles en Andorra la Vella, Canillo o La Cortinada no dejes de pedir postre en nuestros restaurantes: podrás probar alguna de estas ricas propuestas elaboradas al momento por uno de los equipos de chefs más valorados del Principado.

Sabor y tradición navideña by Hotels Plaza Andorra.

Esta entrada también está disponible en: Inglés