Plan diferente para este San Juan: visitar las montañas de Canillo

Vall de Ransol Canillo

La fiesta de San Juan es una de las más populares en Andorra y, aunque suele ser una celebración más habitual en zonas de costa, con hogueras al borde del mar, en los pueblos andorranos se vive con devoción y se disfruta por todo lo alto. Es el solsticio de verano, es el momento de abrirse a la naturaleza en todo su esplendor y cantarle a su belleza y, de hecho, la tradición indica que toca dar el pistoletazo de salida a las verbenas del verano, a la música y a la diversión. Los fuegos artificiales, comidas a la fresca, bailes… Y, por supuesto, montaña, mucha montaña.

Los pueblos con más tradición en la celebración de la fiesta de San Juan en Andorra son Sant Julià de Lòria, Encamp, Pas de la Casa, La Massana, Andorra la Vella y Canillo, en medio de las montañas que cobijan la estación de Grandvalira. Este lugar de peregrinaje para los amantes del esquí se transforma en primavera y verano en un refugio en el que reencontrarse con la naturaleza, disfrutar de su paz y celebrar escapando del frenesí de la ciudad.

Las montañas de Canillo y su encantador pueblo son como un cuento de hadas situado al noroeste: pequeñito, con enrevesadas callejuelas, casitas apiladas en las laderas, arboledas y valles inmensos de prados verdes en los que perder la vista. Se dice de Canillo que es la cumbre de Andorra y Grandvalira el dominio de mayor extensión del Pirineo dedicado al esquí, pero en verano se abre a mil posibilidades: rutas de senderismo, escalada,  bicicleta de montaña, trail… Pura naturaleza y también pura cultura, ya que es uno de los pueblos con más patrimonio cultural de Andorra.

Muy cerca del pueblo está el santuario de Meritxell, que merece sin duda una visita tranquila ya que tanto su arquitectura interior y exterior como su entorno son una referencia en Andorra. Aprovechando que es San Juan y que toda la parroquia está de celebración no debes dejar de pasarte tampoco por la iglesia de Sant Joan de Caselles, una joya de estilo románico tradicional.

Sant Joan de Caselles

Pero la fiesta de San Juan en Canillo es mucho más que paseos por sus calles, subidas a las montañas o paseos por sus lagos. En Andorra el solsticio de verano significa fuego, amigos, música, deseos y gastronomía. Uno de los platos típicos de esa noche que tienes que saborear sin duda es la tradicional coca de San Juan de Andorra, un postre que te recordará en apariencia al roscón de reyes pero con más sabor a canela y limón. Es un postre muy sencillo, a base de harina, azúcar, mantequilla, huevos, leche y piñones y es uno de los símbolos de esta festividad, como lo es también el brindar con moscatel y quemar ramas de abedul.

En nuestro hotel de montaña en Canillo, Hotel Ski Plaza -un 5 estrellas diseñado para vacaciones de esquí y naturaleza en Andorra-, podrás descansar y celebrar estas fiestas tradicionales de San Juan en Canillo con total tranquilidad y con todo tipo de atenciones y servicios. Y, si vienes en familia, no te olvides de reservar una de nuestras habitaciones temáticas: te van a conquistar, seguro.

Celebra todo el año, celebra con Hotels Plaza Andorra.

Esta entrada también está disponible en: Inglés