Nunca es tarde para aprender a esquiar

Esquiar

Aprender a esquiar es posible casi a cualquier edad. En las estaciones de esquí de Andorra, como Vallnord o Grandvalira, encontrarás a tu disposición escuelas especializadas que brindan al usuario clases para todos los gustos, niveles y edades. Las hay para principiantes con cero experiencia en deportes de nieve, para aficionados que quieren perfeccionar su estilo e incluso para profesionales que quieren mejorar determinadas técnicas.

También hay clases de esquí para niños y pekeparks, como el de Vallnord, que son como parques de atracciones en la nieve en los que los críos pueden aprender a esquiar jugando, construyendo iglús y muñecos de nieve. Para los más chiquitines, están los babyclubs que son recintos diseñados para ellos dentro de las pistas, como si fueran guarderías donde pueden jugar y divertirse de forma segura mientras sus papis practican su deporte favorito.

La zona de Arcalís hay un curso especial de 12 días con monitor titulado para niños de 3 a 12 años. Para mayores, de 6 a 17 años y para los que ya han cumplido más de 18, también existen cursos intensivos similares, de 4 o de 2 horas al día, según disponibilidad. Los escolares cuentan con el suyo específico, que se organiza solo en temporada de vacaciones de invierno (Navidad, Reyes, Carnaval y Semana Santa). Es una opción dirigida a centros educativos, colegios y asociaciones de alumnos como alternativa de ocio y complemento deportivo.

En Grandvalira la escuela se divide de forma diferente a la de Vallnord. Aquí, tendrás a tu disposición más de 400 monitores especializados durante toda la temporada, distribuidos entre la escuela de adultos, la infantil y la Sky&Mountain Academy, que está centrada en cursos de especialización, ideal para los que quieran introducirse en el mundo del estilo libre o del esquí de montaña. Tampoco hay que olvidar el snowboard, que cada vez reúne a más multitudes en las cumbres buscando emociones fuertes y derrochar energía. De hecho, hay zonas de descenso reservadas para ellos.

esqui de fondo

Esquí y salud

El esquí clásico es una disciplina deportiva que reporta grandes beneficios para la salud. Si bien son muchos los que le tienen respeto sobre todo cuando no conocen bien la técnica, debido a que las caídas pueden ser peligrosas, la realidad es que cuando se domina, este deporte es un excelente aliado contra el estrés, las enfermedades cardiovasculares, mejora notablemente el equilibrio y la flexibilidad de las articulaciones, la resistencia, la agilidad y la capacidad de concentración.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que para lanzarse a practicarlo es importante hacerse previamente un chequeo médico completo. Las personas con hipertensión también han de ir con cuidado puesto que la altitud no les favorece. Pero si no se quiere renunciar a una escapada a la nieve, siempre se puede sustituir el esquí por actividades en la nieve menos exigentes, como las excursiones con raquetas de nieve o el descenso en trineo.

En nuestros hoteles de montaña en Andorra tendrás todo lo necesario para poder combinar largas jornadas en la nieve con la más absoluta comodidad y servicios de 4 y 5 estrellas a tu medida. Consulta disponibilidad y ven a cerrar con nosotros la temporada de invierno 2017.

Siempre con la garantía de Hotels Plaza Andorra.

Esta entrada también está disponible en: Inglés